El programa de seguro de discapacidad de la seguridad social federal se estableció para proteger a los trabajadores que ya no pueden trabajar y a sus dependientes. El programa proporciona un beneficio mensual para la persona discapacitada y sus dependientes, así como proporciona Medicare a la persona discapacitada después de 24 meses naturales de derecho a los pagos de discapacidad del seguro social. El programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) también está disponible para aquellos que no pueden trabajar – incluso si nunca han trabajado – con un modesto beneficio mensual ($783 para 2020) – y beneficios de seguro médico de Medicaid.

Si bien podría parecer apropiado que el aseguramiento de estos beneficios gubernamentales se diseñara para que fuera fácil para los discapacitados, el aseguramiento del seguro de discapacidad del seguro social  los beneficios de la SSI a menudo puede ser un desafío.  Aquí están los elementos esenciales para asegurar los beneficios de discapacidad del seguro social.

Presentar una solicitud de beneficios de discapacidad de la seguridad social con la administración de seguridad social

Si no puede trabajar debido a una condición mental o física, no espere que nadie del gobierno federal venga a su puerta con una solicitud de discapacidad del seguro social.  Pueden presentar la solicitud usted mismo o podemos presentar la solicitud de discapacidad si nos contrata para representarle.  Actualmente no es posible ahora presentar una solicitud de disabilidad en persona en la oficina de seguridad social, ya que toda la seguridad social está actualmente cerrada al público debido a la crisis de  COVID-19. Pero seguro social continue acceptar y  procesar caso de discapacidad. También puede presentar una solicitud de discapacidad en línea en https://www.ssa.gov/benefits/disability/ o por telefono a 1-800-772-1213.  la solicitud de discapacidad en línea está disponible en español, y si llama a la seguridad social podrá hablar con un representante de habla espanol.

Muchos posibles solicitantes de discapacidad se preocupan por presentar la solicitud de discapacidad “correcta”. Sin embargo, se dan cuenta de que no se espera que conozcan los detalles de la calificación del programa de discapacidad: el personal de la seguridad social está capacitado para tomar la solicitud de discapacidad adecuada.

Tener suficientes “Cuartos de Cobertura” para el Seguro de Discapacidad con Seguro Social

El seguro de discapacidad de la seguridad social (se llama SSDI) es un programa beneficios por trabajadores que no pueda trabajar que se paga a través de los impuestos de la FICA – no es  bienestar como Supplemental Security Income (SSI).  En general, la cobertura del seguro de discapacidad de la seguridad social requiere trabajar y pagar impuestos FICA durante al menos 5 de los 10 años anteriores a la discapacidad.  El SSI no tiene un requisito de “cuartos de cobertura” pero el beneficio mensual es pequeño y requiere una “necesidad” financiera.  Ver nuestro post sobre SSI y DIB para más información.  Los ingresos, los recursos o los ingresos del cónyuge reducen el beneficio mensual de discapacidad bajo el SSI, por lo que uno debe ser básicamente indigente para calificar para el beneficio completo del SSI.

Usted debe ser “discapacitado”

A riesgo de sonar como el “Capitán Obvio”, tanto SSDl como el SSI requieren que estés discapacitado e incapaz de trabajar. Pero como la mayoría de los asuntos con el gobierno federal, el término “discapacitado” está cuidadosamente definido, y no siempre es lo que uno podría asumir.
Muchos trabajadores asumen que están discapacitados a efectos de la seguridad social si no pueden seguir trabajando en lo que “fueron capacitados para hacer”. Esto es incorrecto.

Por ejemplo, un piloto de avión de 25 años con un problema de corazón que impide una licencia válida de la FAA obviamente no puede ser piloto. Pero si el tiene menos de 50 años, y puede trabajar en McDonalds tomando pedidos de comida, este piloto de avión altamente cualificado podría sorprenderse al saber que no está “discapacitado” según la Ley de Seguridad Social.

No debes estar trabajando

Participar en lo que la seguridad social llama “actividad lucrativa sustancial” es un obstáculo absoluto para las prestaciones por discapacidad. Aunque usted puede estar pensando que el “Capitán Obvio” ha golpeado de nuevo, es cierto que muchos con condiciones médicas muy graves siguen trabajando simplemente porque no tienen otra opción. Estas condiciones pueden ser tan serias que fácilmente calificarían para beneficios por incapacidad si no fuera por el trabajo; sin embargo, la actividad sustancialmente remunerada les impedirá obtener la incapacidad del seguro social.

Como ya se ha señalado, la Administración de la Seguridad Social define el trabajo como la realización de “una actividad sustancialmente lucrativa”. Muchos se sorprenden al saber que la “actividad lucrativa sustancial” puede ser un trabajo a tiempo parcial: no se puede asegurar que la seguridad social no llame a su trabajo “actividad lucrativa sustancial” sólo porque ya no sea a tiempo completo. La seguridad social supone que los ingresos mensuales por debajo de un determinado umbral monetario no se considerarán “actividad sustancialmente lucrativa”. Para 2020 ese umbral mensual es $1,260.

Por supuesto, el personal de la seguridad social a menudo aconseja a los solicitantes de discapacidad que “pueden ganar” hasta $1,260 por mes. Sin embargo, la mayoría de los abogados experimentados en materia de discapacidad de la seguridad social saben que cualquier actividad laboral, aunque no sea una “actividad lucrativa sustancial”, puede debilitar la solidez del caso de discapacidad de su cliente.

Debes estar incapacitado debido a una condición mental o física de buena fe

Su condición discapacitante debe ser una condición médica legítima diagnosticada por profesionales médicos y respaldada con pruebas médicas. Por ejemplo, es poco probable que una persona sin un diagnóstico médico obtenga beneficios por incapacidad. Del mismo modo, una persona que reclame la discapacidad debido a la artritis reumatoide y para la que los exámenes de diagnóstico y de laboratorio no apoyen este diagnóstico, probablemente se le negarán los beneficios por discapacidad.

Las pruebas médicas también deben respaldar la gravedad de la discapacidad alegada. Es mucho más probable que se apruebe una reclamación de discapacidad debido a una deficiencia de la espalda con múltiples niveles de estenosis “grave” en una radiografía que una reclamación con pruebas radiográficas de sólo una enfermedad degenerativa “leve” de la columna vertebral.

La discapacidad no puede deberse al abuso de sustancias

No puede recibir el seguro de discapacidad del seguro social o un ingreso de seguridad suplementario si está discapacitado debido al abuso de alcohol o drogas. La Administración del Seguro Social aplica una prueba sencilla para determinar si el abuso de sustancias es la causa de su discapacidad: si dejara de estar discapacitado si dejara de abusar del alcohol y las drogas, entonces no sería elegible para los beneficios de discapacidad del seguro social. Pero el alcohólico con cirrosis hepática probablemente sería elegible para los beneficios de discapacidad incluso si sigue bebiendo porque el daño hepático ya está hecho: dejar el alcohol no revertiría la cirrosis hepática.

Tratamiento médico prescrito

Como ya se ha indicado, para obtener los beneficios del seguro de discapacidad del seguro social se requiere estar asegurado, no poder realizar ningún trabajo y pagar más de 1120 dólares al mes, y una condición médica legítima diagnosticada.

Otra parte importante de la calificación para las prestaciones de discapacidad de la seguridad social es la atención médica continua para la condición de discapacidad. La falta de cooperación con el tratamiento médico, como la falta de atención médica o la no toma de los medicamentos prescritos, hace más difícil obtener la pensión de discapacidad de la seguridad social.

Si ha notado que necesita ayuda con su discapacidad, nuestra oficina puede ayudarle. No se preocupe de que hable español pero no inglés. El abogado Denman habla español. Ninguna pregunta es demasiado pequeña o insignificante.  Dudes en ponerte en contacto conmigo para evaluar tu caso sin costo alguno.

Llame 214-219-7288.